Parábola del trigo y la cizaña

Parábola del trigo y la cizaña 1

Parábola del trigo y la cizaña (Mateo 13 : 24-30).

El reino de los cielos es como un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras los hombres dormían, su enemigo vino y sembró cizañas entre el trigo y se fue. Pero cuando el grano brotó y produjo una cosecha, también apareció la cizaña. Entonces los sirvientes del dueño vinieron y le dijeron: Señor, ¿no sembró usted buena semilla en su campo? ¿Cómo entonces tiene cizaña? Él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Los sirvientes le dijeron: ¿Quieres que vayamos a recogerlos? ‘ Pero él dijo: No, no sea que mientras recojas la cizaña también arranques el trigo con ellos. Dejen que ambos crezcan juntos hasta la cosecha, y en el momento de la cosecha les diré a los segadores: ‘Primero junten la cizaña y átenlos en bultos para quemarlos, pero junten el trigo en mi granero’

Parábola del trigo y la cizaña explicada por JESUS: (Mr. 4.36-43)

Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña del campo.
Respondiendo él, les dijo:

El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre.
El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.

El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles.
De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo.
Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad,
y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.
Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.

La cosecha de Dios

Esta parábola es similar a la del Sembrador. Pero ahí es donde termina la semejanza. Cada uno tiene un significado diferente y nos lleva a una conclusión distinta sobre el campo de Dios y los que están en él. La cizaña es una planta de tallo ramoso, hojas estrechas y espigas anchas y planas cuyos granos contienen propiedades tóxicas; crece espontáneamente en los sembrados y es muy difícil de matar. Es muy similar en apariencia al trigo.

Mientras crece al lado del tallo del trigo, la cizaña no se puede distinguir del trigo real. No es hasta cerca del momento de la cosecha, cuando el trigo entra en la espiga o brota su fruto, que se puede discernir cuál de los dos es el elemento real.

Mateo 13:40-43

Así como se arranca la cizaña y se quema en el fuego, así será al final de esta era.
El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que tropiezan y a los que hacen iniquidad.
y los echarán en el horno de fuego; Habrá llanto y crujir de dientes.
Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, que oiga.

Dios tiene un campo, definido aquí como el mundo entero. Hay un significado divino y un propósito que se está trabajando aquí. Dios está guiando la historia y la humanidad a su propósito.

El Señor sabe quiénes son los suyos”

“¡Jesús vive! La victoria se ha ganado
La muerte ya no puede asustarme;
¡Jesús vive, el reinado de la vida está hecho!
Desde mi tumba, Cristo me levantara.
Entonces comenzarán vidas más brillantes;
Esta será mi confianza “.